Debajo del silencio | (2011)

Fotografía: Peter Franke

Fotografía: Peter Franke

Fotografía: Peter Franke

Fotografía: Peter Franke

Fotografía: Peter Franke

Fotografía: Peter Franke

Debajo del silencio es el resultado de un trabajo de cruce dramatúrgico que reconoce diversas fuentes: improvisaciones de los actores, posteriormente reescritas; fragmentos de Antígona de Sófocles y de Anouilh; fragmentos de Antígona o La Elección, de M. Yourcenar; ciertas imágenes disparadoras de Los siete contra tebas, de Esquilo; más textos y organización narrativa de Daniela Martín. Es desde este cruce colectivo que la obra finalmente pudo ser escrita.

 

Afuera, siete esperan. Son siete, y son horribles.

Dicen que uno de ellos, con sólo rozar tu mejilla, te puede sacar la piel, desollarte vivo con una caricia, borrarte la cara por un poco de amor.

Adentro, la casa se viene abajo. Los hijos de Edipo, la noche de Creonte, y los siete que esperan afuera. Un poco de tierra para enterrar a los muertos, silencio, y olor a mierda. Ni abriendo todas las ventanas el olor va a desaparecer.

Adentro y afuera, debajo y arriba del silencio, el sol parte la tierra, algunos gestos de amor se pierden, y los cuervos no se van.

 

Sobre la obra

 

Antígona se nos presenta como uns obra clave dentro de nuestra historia teatral, siendo versionada y adaptada en incontables ocasiones, obra paradigmática a la hora de discutir el lugar del poder, la legalidad y el derecho, la democracia y el totalitarismo. Sostiene Claudio Magris, en Literatura y derecho ante la ley: “Antígona es una tragedia, es decir, no es solamente una nítida contraposición de inocencia pura y culpa atroz, sino un conflicto en el que no es posible asumir una posición que no implique, inevitablemente, para todos los contendientes, incluso para los más nobles, también una culpa.” (2008:51). En Argentina particularmente, la figura de esta heroína griega se ha erigido como modelo y metáfora de la búsqueda de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, siendo Griselda Gambaro, con su Antígona furiosa, quien ha marcado un hito poético.

 

Nuestra propuesta de versión no se desvincula de esa línea de sentido, la continúa en cierto modo, pero al mismo tiempo se plantea la apertura de algunas lecturas ya estratificadas, como por ejemplo, la ya establecida definición de Creonte como tirano. Intentamos abrir preguntas múltiples y que ahonden en la complejidad vastísima de los personajes, permitiéndonos dudar sobre los motivos, decisiones, acciones de cada uno de ellos. La obra indaga en las contradicciones de cada uno de los actos llevados a cabo por estos personajes, atravesados por dos formas de entender la justicia y la ley: desde el cuplimiento a la ley de la sangre y a las tradiciones religiosas (Antígona) y desde el cumplimiento a las leyes de la ciudad y de los hombres (Creonte). En este sentido, podríamos considerar que Antígona es una obra que anula la idea de consenso, anula la posibilidad de diálogo, y en esa imposibilidad de consensuar dos tipos de leyes que el conflicto se desata sobre todos los personajes. 
 

En escena | Alicia Vissani, Julieta Daga, Laura Ortiz, David Piccotto, Guillermo Baldo

Diseño de luces y puesta en escena | Rafael Rodríguez

Vestuario | María Paula Delprato

Música | Pablo Cécere

Diseño gráfico | liminaresdiseño

Operación técnica | María Belén Carranza Bertarelli

Asistencia de dirección | María Belén Carranza, María Paula Delprato

Dramaturgia | versión libre de Antígona de Sófocles, y de Los siete contra Tebas, de Esquilo -  Daniela Martín

Dirección | Daniela Martín